5 fertilizantes caseros muy fáciles de preparar.

Amamos a nuestras plantas. Las cuidamos, las regamos… ¡Incluso hasta les hablamos! Pero a veces no alcanza para que crezcan rápido y saludables.

Los fertilizantes son indispensables para la jardinería; y a veces, es necesario ayudar al crecimiento de nuestras plantas, flores, hierbas aromáticas o vegetales para consumo, pero claro… después de hacer un gran esfuerzo por consumir bio, no queremos utilizar fertilizantes artificiales.

Fuente: Google

Nada mejor que producir nuestros propios fertilizantes naturales que no resultan nocivos para el medio ambiente ni para nuestra salud.

¡Mejora tu jardín y tus plantas con estos fertilizantes económicos y ecológicos!

Cáscara de banana.

La cáscara de banana contiene mucho potasio, fósforo y calcio y es ideal para abonar las plantas.

Para utilizarla, sólo debes enterrarla cerca de la planta que lo necesite. Si te sobraron muchas, puedes congelarlas y usarlas cuando sea necesario.

Fuente: Istock

Cáscara de huevo.

¡Este producto sí que se aprovecha! Todo se aprovecha.

Es rica en calcio, pero al mismo tiempo son ideales para evitar que se pudran las plantas de tomates.

Aplasta varias cáscaras de huevo hasta hacerlas casi polvo y espolvorea sobre la tierra.

Otra forma de utilizarlas es hirviendo en agua las cáscaras durante algunos minutos y luego dejando infusionar durante toda una noche.

Cuela la preparación y colócala dentro de una botella con rociador. Puedes rociar directamente sobre la tierra.

Fuente: Istock

Borra de café.

Este un excelente abono natural que agrega nitrógeno a un suelo falto de esta sustancia, aumentando la acidez.

Es muy útil para las rosas, las hortensias, las magnolias y los rododendros.

Fuente: Istock

Cenizas de madera.

Si utilizaste la chimenea o preparaste carnes asadas a la parrilla, guarda las cenizas de la madera quemada para reciclarla.

En efecto, estas cenizas pueden utilizarse como fertilizantes porque contienen muchos nutrientes que ayudan al desarrollo de las plantas.

Mezcla las cenizas en el agua de la regadera y rocía tus plantas. También te resultará útil para alejar caracoles, babosas y proteger a tus plantas de otras enfermedades.

Fuente: gettyimages

Saquitos de té.

¿Sabías que los saquitos de té contienen hidrato de carbono? Esto ayuda al crecimiento de las plantas, a que se reproduzcan los productos de huerta o a los árboles frutales y también a la floración de las plantas.

Puedes dejar macerar en un recipiente con agua y luego utilizarla para riego.

Ya no necesitas gastar en fertilizantes tóxicos. Utiliza estos productos naturales que habitualmente arrojamos a la basura y que te serán muy útiles en tu jardín.

Fuente: gettyimages
Otros artículos que te pueden interesar...