Aprende a cocinar pan de pita casero, riquísimo y sano

El aroma a pan casero recién horneado es inigualable e inconfundible. ¡Qué sensaciones tan agradables despierta ese aroma! Es como volver a casa. No hay nada como un pan hecho por nuestras propias manos, para disfrutar con los que más queremos.

Fuente: Depositphotos

Existen muchos tipos de panes diferentes, pero en esta oportunidad, vamos a cocinar un pan que es ideal para acompañar el shawarma, el humus o utilizarlo para preparar un delicioso sándwich. Se trata del tradicional pan de pita. ¡Y lo haremos de un modo muy fácil!

Para elaborar 8 panes, necesitaremos los siguientes ingredientes.

•1 paquete de levadura en polvo.

•1 taza de agua tibia.

•3 tazas de harina común.

•1 cucharada y media de aceite de oliva.

•1 ½ cucharadita de sal.

• Harina y aceite extra para trabajar con la masa.

Fuente: Pinterest

En un recipiente ancho y profundo, mezcla la levadura, el agua y 1 taza de harina hasta lograr una masa uniforme, pero líquida. Deja que esta preparación descanse durante 15 minutos hasta que empiecen a parecer unas pequeñas burbujas.

Pasado el tiempo y con las burbujas a la vista, agrega la sal y el aceite, batiendo para que se integren.

Incorpora de a una las otras 2 tazas de harina y cuando ya hayas formado una masa, amásala durante 7 minutos, para luego darle forma de bola, que quede suave y que no se pegue al tacto.

Aquí viene un momento clave de la preparación, porque debemos dejar que la masa descanse dentro de un recipiente cubierto con papel de aluminio o simplemente con un paño, a temperatura ambiente durante 2 horas para que duplique su tamaño.

Fuente: Pinterest

¡Ya está!

Ahora, vamos a enharinar la superficie sobre la que vamos a amasar para que la masa no se pegue. Primero, estiramos un poco con los dedos y cortamos 8 porciones iguales a las que les daremos forma de bolitas. Esos serán nuestros 8 panes, de modo que para que se cocinen parejos, deben tener el mismo tamaño.

Dejaremos descansar las 8 porciones durante media hora más cubiertas con papel film para que no se sequen, y luego, una a una, estiraremos las bolitas con el palo de amasar o simplemente con la palma de la mano, hasta formar un disco de 5 mm de ancho y 12 cm de diámetro.

Fuente: Pinterest

Al principio dijimos que a este pan lo íbamos a preparar de un modo muy especial y eso es porque lo haremos en una sartén.

Vamos a calentar una sartén untada con aceite y vamos a colocar un disco de masa cocinando 2 minutos de cada lado.

Debemos girar el pan cada tanto hasta que comience a inflarse por dentro separándose en dos mitades. Estarán listos cuando empiecen a dorarse de un lado y del otro.

¡Ya está! Es hora de disfrutar de tu pan casero recién hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three − two =