Mantener una relación con alguien que no es para ti, te destruye.

Al principio todo es color de rosa. Los regalos, los besos, los abrazos, las caricias, las palabras tiernas… todo eso te deslumbra y te hace pensar: “sí, este es el indicado”.

Pero tu instinto no te falla. Puede que sea duro contigo, pero no te miente ni te engaña. Poco a poco te da muestras de que algo no está bien y comienzas a dudar.

Fuente: pexels

El problema es que… ya estás enamorada de esta persona con la que sientes no tienes futuro, principalmente; porque no habla de compartir un futuro contigo.

No podemos esperar que esto suceda en los primeros meses de la relación, pero sí es tiempo suficiente para detectar esos indicios que te insinúan que la relación tiene o no tiene futuro.

Ya no quieres volver a fracasar y entonces insistes en seguir adelante con alguien que no te da nada bueno. Y cuando alguien no te da nada bueno, falta poco para que empiece a hacerte daño.

Es difícil de explicar esta tendencia a relacionarnos con personas que nos dañan. Puede que no quieras un nuevo fracaso, pero es preferible eso antes que seguir en una relación que sólo te traerá desdicha y te hará perder el tiempo.

Fuente: Pixabay

Analízate.

Una relación de pareja tiene que ser gratificante. De tu pareja, debes recibir amor, compañerismo, pasión, apoyo, estímulo, ánimo… ¡fíjate en cuántas cosas se basa una relación sana y sincera!

Cuando alguna de estas cosas empieza a faltar, se reemplaza por otra negativa; porque cuando alguien te ama, te entrega todo eso sin pensarlo.

¿Cómo podemos sentirnos satisfechos si estamos en una relación insatisfecha?

¡Analiza tu autoestima! Es posible que sigas sumergida en una relación que no tiene futuro, porque tu autoestima es baja y te sientes poco atractiva.

¡Esto no es cierto! Tú te mereces ser amada y respetada por quien eres y cómo eres.

Una baja autoestima te lleva a elegir personas que no son para ti. Crees que nadie más se va a fijar en ti y por eso soportas a alguien que no te valora y no te cuida.

Fuente: Pixabay

No tienes por qué estar implicada en una relación de baja calidad. ¡Te mereces más!

En una relación sin futuro, es común que idealicemos al otro y busquemos destacar sus pocas virtudes, pero… por lo general hacemos esto para tapar sus muchos aspectos negativos. ¿Ya te pasó?

Dar vuelta la página.

Las definiciones de “instinto” tienen todas estas palabras en común: advertir, prevenir, dirigir.

El instinto podría hasta salvarte la vida, si lo escucharas.

Es hora de escuchar a tu instinto. ¡Nunca te falla! De nada sirve hacerlo a un lado y pensar que estás equivocada, porque si no te lo dice el instinto, te lo dice la razón.

Tú sabes que esta relación no va a ninguna parte y que te está retrasando la oportunidad de conocer a alguien que te haga sentir plena y amada.

El amor es simple; nosotros lo hacemos complejo. El amor no tiene manifestaciones a medias. Se muestra o no se muestra. Se demuestra o no se demuestra. Y tú lo sabes.

Fuente: Google

Si pierdes al otro, no quiere decir que te perderás a ti misma; o que te quedarás sola. Al contrario. Te encontrarás frente a tu verdadero ser, consciente de todo lo que vales. Porque no te hace valiosa la persona que está a tu lado; sino tu propia percepción de todo lo que eres y lo que tienes para dar.

Libérate. Tu instinto te lo está diciendo y la razón también. No tengas miedo. Tu libertad vale más que cualquier relación, sobre todo, cuando amenaza con destruirte.

Otros artículos que te pueden interesar...

También puede gustarle...