5 relajantes musculares 100% naturales

Después de un largo día de trabajo, o como consecuencia de la tensión a la que estamos sometidos muchas veces, nuestros músculos no pueden resistir tanta presión y terminan por tensarse.

Esto provoca malestar, incomodidad y dolor. En estos casos es absolutamente necesario relajar los músculos y evitar las contracturas.

Fuente: Kathrin Ziegler / Getty Images

Hoy te vamos a dar 5 consejos naturales para aliviar la tensión y lograr que te sientas mejor.

Árnica.

El árnica es uno de los mejores aliados contra los dolores musculares.

Reconocida por sus propiedades analgésicas, esta planta tiene efectos descontracturantes y relajantes, al mismo tiempo que actúa como antiinflamatorio.

Se puede utilizar en forma de gel o aceite, para masajear la zona afectada.

Fuente: Google

Sin embargo, es necesario controlar el uso, ya que una dosis con alta concentración o el abuso, puede provocar irritaciones en la piel.

Valeriana.

La valeriana es una planta utilizada mayormente en fitoterapia por sus virtudes relajantes y sedativas.

Actúa sobre las contracturas por sus propiedades relajantes, pero al mismo tiempo alivia el estrés, que también muchas veces es el que genera las tensiones musculares.

Fuente: iStockphoto

Ideal para consumir en forma de infusión.

Gaulteria.

El aceite esencial de gaulteria está indicado para todos los dolores musculares.

Su principal componente es el metil salicilato, que alivia la inflamación y calma los dolores.

Está indicado para tratar principalmente dolores musculares y articulares, como neuralgia, lumbago, reuma o artritis.

Fuente: iStockphoto

Para utilizarlo, debes diluir 3 gotas de aceite esencial en una cucharada sopera de otro aceite vegetal como almendra o árnica.

Manzanilla.

La manzanilla también es efectiva para relajar los músculos de manera general.

Mezcla el aceite de manzanilla con aceite de almendra y masajea de manera suave sobre las partes afectadas.

Este relajante natural, alivia las tensiones y los músculos doloridos, así como los espasmos y las contracturas.

Fuente: Google

También se puede consumir como infusión.

Pimienta negra.

Otro buen aliado a la hora de aliviar la tensión muscular, es el aceite esencial de pimienta negra.

Toma unas pocas gotas y masajea los músculos doloridos. Esta acción genera calor y mejorará la circulación de la sangre.

Fuente: iStockphoto

Es ideal para dolores agudos, especialmente los que se concentran en el cuello.

Otras alternativas.

  • Aplicar calor con una almohadilla térmica. (durante 10 minutos y varias veces al día)
  • Baños de inmersión durante 15 minutos en agua caliente con 1 taza de sales de Epsom.
  • Estirar los músculos con una actividad física suave.
  • Dormir al menos 7 horas.
  • Acupuntura.
  • Digitopuntura.
  • Masajes descontracturantes.
Otros artículos que te pueden interesar...