8 usos de la aspirina que seguramente desconocías.

usos aspirina

¿Sabes qué es el ácido acetilsalicílico? Seguramente no lo conozcas con este nombre, porque lo más probable es que siempre lo hayas denominado aspirina.

Sí, la vieja aspirina que venimos utilizando desde tiempos inmemoriales en realidad tiene este nombre científico.

Fuente: Google

Se podría decir que es una sustancia prácticamente multiuso y su principal principio activo se obtiene del sauce blanco.

Ya Hipócrates en el siglo V a. C. hablaba en sus escritos sobre una sustancia blanca de sabor amargo que se extraía de este árbol y que se utilizaba como analgésico y como anti febril.

Pero recién en 1897 un químico alemán sintetizó el ácido acetilsalicílico convirtiéndolo en lo que hoy conocemos como aspirina.

Se cree que aproximadamente 2500 personas por segundo consumen una aspirina en el mundo.

Se la consideró uno de los cinco inventos más revolucionarios del siglo XX junto con el automóvil, la bombilla, el televisor y el teléfono.

Pero como nuestro objetivo es siempre recurrir a lo natural no te vamos a recomendar la ingesta de aspirina, sino que te vamos a indicar que otros usos se le pueden dar que seguramente desconocías.

Fuente: Pinterest

Prolonga la vida de las flores.

¿Te da pena ver como se marchitan tan rápido tus flores en el jarrón? Ayuda que se mantengan durante más tiempo agregándole al agua un par de aspirinas molidas.

Actúa como quitamanchas.

Las manchas de café, nicotina, vino, grasa y sangre son difíciles de remover. Desinfecta y aclara tu ropa manchada con una combinación de jugo de limón y aspirina.

Esta solución también te servirá para quitar las marcas amarillas que deja en tus dedos el tabaco.

Anticaspa.

Dos o tres aspirinas disueltas en tu shampoo habitual removerán la caspa por completo.

Antiacné.

El ácido acetilsalicílico es un astringente que ya está presente en muchos tratamientos cosméticos destinados a la limpieza de cutis.

El remedio casero para remover el acné utilizando aspirinas consiste en preparar una pasta de agua y aspirinas con la que recubrirás el acné de tu rostro para luego dejar actuar durante unos minutos.

Esto aliviará la inflamación y secará más rápido los granitos. Enjuaga con abundante agua fría.

Remueve manchas amarillas de las axilas.

Las manchas amarillentas de transpiración que quedan en camisas y ropa blanca suelen ser muy desagradables y difíciles de eliminar.

Disuelve dos aspirinas en media taza de agua caliente y aplica sobre las telas manchadas dos horas antes de tu lavado habitual.

Elimina verrugas.

Prepara una pasta de aspirina y agua y aplica sobre la verruga que luego cubrirás con un apósito (venda, algodón) deja actuar un par de horas y enjuaga.

Repite este procedimiento varias veces a la semana hasta que la verruga se seque y desaparezca.

Desinfectar manos.

Una alternativa para limpiar bien las manos y eliminar todo tipo de bacterias es diluir una aspirina en un poco de jugo de limón y frotar.

Pies agrietados.

Las grietas que se forman en los pies producto de la sequedad de la piel pueden verse reducidas si aplicas este tratamiento casero.

Muele siete aspirinas en el jugo de medio limón hasta formar una pasta que luego aplicarás sobre tus pies.

Cubre con un paño tibio la piel agrietada en donde aplicaste la mascarilla y luego con una bolsa de nylon para mantener el calor durante 10 minutos.

Luego, retira las coberturas y frota las plantas de tus pies con una piedra pómez o una esponja vegetal. Finalmente, aplica una crema hidratante.

Fuente: Google

¡Inténtalo!