Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

10 primeros síntomas de Alzheimer a los que se le debe prestar atención.
Por Guru en Julio del 2017 en Buenos Hábitos

El mal de Alzheimer o enfermedad de Alzheimer es una enfermedad cerebral neurodegenerativa que afecta de manera directa la memoria como así también la forma de pensar y la forma de actuar.

Se trata de una de las formas más comunes de demencia y se caracteriza por una pérdida de la memoria y otras capacidades intelectuales. Se da con más frecuencia en personas mayores de 65 años, particularmente en las mujeres aunque también puede darse en adultos jóvenes.

Esta patología afecta la calidad de vida de las personas que la padecen como así también a su entorno familiar. Representa el 70% de los casos de demencia en el mundo y se espera que en el año 2030 sólo en Estados Unidos afecte a más de 15 millones de personas.

Cuando una persona padece Alzheimer se producen ciertos cambios microscópicos en los tejidos de ciertas partes del cerebro y la pérdida constante de una sustancia química llamada acetilcolina, que es vital para el funcionamiento cerebral.

Esta sustancia está ligada a la comunicación de las células nerviosas y a las actividades mentales como el aprendizaje, la memoria y el pensamiento.

En las investigaciones hechas hasta ahora no se ha determinado una causa exacta de la enfermedad de Alzheimer y es difícil determinar con exactitud cuáles son las personas con riesgo de padecerla.

Sin embargo, existen estudios que han puesto en correlación algunos factores con mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad como por ejemplo la edad, cuando se alcanza los 60 a los 65 años; el sexo, las mujeres son más propensas a contraerla, la carga genética y los factores mono ambientales como son el tabaquismo, las dietas ricas en grasas y la contaminación.

Alteraciones repentinas de la memoria.

Uno de los primeros síntomas evidentes de la enfermedad de Alzheimer, en especial en las primeras etapas en que aparece, es el olvido de datos o información recientemente adquirida como son fechas o eventos importantes.

Por regla general, frente a este síntoma, las personas afectadas se ven en la obligación de anotar o generar otras formas de poder recordar cosas que en otro momento podría haber recordado sin necesidad de ayuda alguna.

Cada año, durante las jornadas mundiales de la enfermedad de Alzheimer, se organizan muchas conferencias y reuniones públicas con el fin de informar un poco más a la población sobre esta patología.

Podríamos decir que es una de las noticias más devastadoras tanto para los pacientes como para sus familias.

La asociación mundial de medicina genómica indica que casi el 70% de los enfermos de Alzheimer no responden a los medicamentos que se les administran y que es necesario investigar más y comprometerse más para que los genetistas detengan el avance de esta enfermedad una vez que es diagnosticada.




Pero lo más importante sería poder prevenirla, profundizar los estudios sobre la genética y detenerla en origen, algo que por el momento sigue siendo un misterio.

El hecho de detectar a tiempo los síntomas de la enfermedad de Alzheimer es fundamental para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado. Por este motivo, es importante informar sobre los posibles síntomas primarios de esta patología y aprender a diferenciarla de otras enfermedades.

La forma más eficaz de evitar esta enfermedad sería retrasar su aparición gracias a programas de prevención. Aun cuando esto todavía no está disponible existen de todas formas muchos aspectos a tener en cuenta según los especialistas:

- A partir de los 30 años del cerebro ya no tiene tanta plasticidad como durante los años de la infancia o de la juventud. Lentamente va surgiendo una destrucción neuronal que por supuesto, puede contrarrestarse con hábitos de vida saludables.

- El genoma humano tiene más de 600 genes identificados. Uno de ellos hará que desarrollemos la enfermedad de Alzheimer de manera lenta, silenciosa y progresiva hasta que los primeros síntomas aparezcan a una edad avanzada.

- El cerebro de una persona afectada de Alzheimer sufre el problema de la conectividad anatómica y funcional de diferentes estructuras cerebrales. Además, se pierde acetilcolina, una sustancia que permite a las células nerviosas comunicarse entre ellas.

- Los primeros síntomas aparecen generalmente entre los 65 y 70 años.

- Se percibe una dificultad evidente para memorizar información nueva, o se sufre de pequeños momentos de desorientación, lapsus y pérdida de agilidad en el vocabulario.

- Los expertos aconsejan siempre tratamientos individuales. Ningún paciente que sufre de Alzheimer es idéntico a otro y es por esto que los tratamientos terapéuticos y farmacológicos deben estar adaptados a cada persona.

¿Cuáles son los síntomas neurológicos de una persona que sufre el mal de Alzheimer?

Al principio, pequeñas e imperceptibles pérdidas de memoria surgen y pueden ser ignoradas con facilidad, sin embargo; con el tiempo esta pérdida de memoria se hace más notoria al punto de que la persona se vuelve incapaz de realizar simples actividades cotidianas.

En los casos más graves, las personas tienen problemas para realizar actividades intelectuales como hablar, comprender, leer o escribir.

Los síntomas de Alzheimer incluyen:

- Pérdida de memoria a corto plazo: Tiene que ver con la dificultad para memorizar o retener información nueva.

- Pérdida de memoria a largo plazo: Tiene que ver con la dificultad de recordar información personal como fechas importantes, su profesión o incluso su propio nombre.

- Pérdida de la noción del tiempo y del lugar: Cuando la enfermedad se encuentra en un estado avanzado, las personas que son víctimas comienzan olvidar fechas, las estaciones del año y el paso del tiempo. Este síntoma demanda mucha atención por parte de las familias del paciente porque podría olvidar donde se encuentra o como llegó ese lugar.

- Pérdida de interés y motivación por ciertas actividades: Los cambios emocionales que provoca la enfermedad de Alzheimer pueden acarrear en el paciente la pérdida de interés por todas las cosas que le gustaron siempre. El aislamiento social y la falta de interés repentina por actividades que antes apreciaba es un signo evidente de esta enfermedad.

- Problemas en el lenguaje: La enfermedad de Alzheimer puede provocar trastornos en el lenguaje que impide al paciente poder seguir o participar de una conversación. Olvida ciertas palabras y pierde la capacidad de comprender otras e incluso de escribirlas.

- Problemas en la organización: El hecho de olvidar donde están guardados los objetos es también un síntoma que puede indicar que una persona está entrando en esta enfermedad. Puede pasar que los pacientes dejen las llaves dentro del refrigerador o que no logren encontrar un objeto que guardan siempre en el mismo lugar.

- Pérdida de la capacidad de toma de decisiones: Esta enfermedad puede acarrear perder poco a poco la capacidad de tomar decisiones importantes tanto a nivel personal como financiero por ejemplo. Ya no pueden administrar un presupuesto, se dejan convencer con facilidad y pueden fácilmente gastar sumas de dinero importantes.

- Pérdida de iniciativa: La falta de interés por actividades habituales puede ser un signo de que algo está por suceder en este sentido. Las personas que sufren de mal de Alzheimer pierden la iniciativa de realizar sus actividades favoritas, participar de reuniones sociales, practicar sus deportes favoritos o viajar. Es común que las personas ya no tengan interés por relacionarse con otros.

- Cambios de humor y de personalidad: El humor y la personalidad de las personas alcanzadas por la enfermedad de Alzheimer son generalmente afectadas por cambios notorios tanto en las primeras etapas de la enfermedad como en los períodos más avanzados. A menudo se sienten confundidos, sospechosos, deprimidos, miedosos o ansiosos. Además, los cambios en la personalidad pueden provocar que se vuelvan irritables o se enojen con todo lo que los rodea.

- Dificultad para comprender imágenes visuales: Para algunas personas puede resultar confuso relacionar un objeto con otro y muchos problemas que consideramos son problemas visuales pueden ser un indicador de la enfermedad de Alzheimer. La dificultad para leer, comprender las distancias, determinar los colores o los contrastes es una de las manifestaciones. Esto hace que sea peligroso que una persona afectada de Alzheimer condujo con vehículo o maneje una máquina.

¿Cómo prevenirla?

No sabemos qué tanto podemos prevenir la enfermedad de Alzheimer pero sí es posible prolongar algunos años nuestras capacidades cognitivas en buen estado.

Los expertos recomiendan aprender a detectar los primeros síntomas y ejercitar tanto la memoria como la función intelectual.

A continuación, vamos a citar algunos consejos claves para prevenir o retrasar la aparición del mal de Alzheimer.

Control de riesgo vascular: Mantener equilibrados los niveles de colesterol, de presión arterial y de azúcar.

Alimentación saludable: Es muy importante mantener una alimentación sana, ya que se ha comprobado que ciertos alimentos podrían influir en la probabilidad de desarrollar Alzheimer. Aumenta el consumo de alimentos mono insaturados buenos como son las nueces, los maníes, las almendras, los pistachos, las paltas (aguacate), canela y aceitunas. También alimentos poliinsaturados como los Omega3 y las legumbres verdes y otros nutrientes como la vitamina E presente en el trigo, los cereales, la vitamina B12 , la vitamina B9 (ácido fólico) y alimentos como las legumbres y las naranjas.

Reduzca el consumo de carnes rojas, alimentos refinados, manteca y alimentos grasos derivados de productos lácteos.

Actividad física: La actividad física es muy buena para la salud en general y de la misma manera para prevenir la enfermedad de Alzheimer. Algunas investigaciones establecieron que a partir de 2 horas de ejercicio físico por semana el riesgo de desarrollar esta enfermedad se reduce.

No fumar: El tabaquismo es uno de los factores de riesgo del Alzheimer. Se ha demostrado que las personas dependientes del cigarrillo tienen más riesgo de contraer esta enfermedad que los que no fuman.

Aumentar la actividad cognitiva: Las actividades cognitivas pueden evitar y prolongar de cierta manera la aparición de esta enfermedad así como otras neurodegenerativas. Numerosos estudios determinaron que estas actividades son un buen ejercicio para las funciones cerebrales y la memoria y que pueden ser clave en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Otros consejos son:

- Hablar varios idiomas.

- Tocar un instrumento.

- Leer con frecuencia.

- Estudiar.

- Tener una variada vida social.

- Plantearse desafíos intelectuales como el ajedrez, las palabras cruzadas, los rompecabezas, los sudokus y otros tipos de juegos mentales que estimulan el pensamiento.

El poder de las emociones en los enfermos de Alzheimer. ¿Qué hacemos los que quedamos del otro lado?

Si el médico trata mal a un paciente éste no recordará su visita, ni sus modos inadecuados; pero sí recordará si lo trató bien o cómo lo cuidó. Los gestos positivos tienen un impacto importante en estas personas.

El Alzheimer puede hacer que olvidemos la cantidad de hijos que tenemos, las fechas, si acabamos de comer o si somos jóvenes o viejos. Sin embargo los momentos felices están siempre presentes.

Las personas afectadas de Alzheimer reaccionan a los estímulos positivos.

- Si cometemos el error de discutir o de hacer algo que los pone tristes, este sentimiento quedará en ellos durante mucho tiempo. Los enfermos de Alzheimer son muy sensibles a este tipo de emociones y de allí la necesidad de utilizar siempre un lenguaje positivo y de valorar el poder de las caricias y del afecto.

- Los enfermos de Alzheimer reaccionan de manera increíble a la música. En efecto, despierta en ellos una zona cerebral directamente ligada a las emociones y hace que se vuelvan a abrir al mundo.

- La vida emocional de un paciente que sufre de Alzheimer está siempre viva. Su memoria se diluye pero el poder maravilloso de las emociones permanece intacto.

Los especialistas aconsejan algo muy importante: Si alguien cercano se encuentra afectado de Alzheimer y nos dice por ejemplo que va a ver a su madre no debemos cometer el error de decirle “¡Pero si murió hace más de 50 años! ¿No lo recuerdas?”.

Decirle esto hará que la persona sufra un impacto emocional innecesario sumado al que ya sufre con esta enfermedad de modo que debemos evitarles estos sufrimientos adicionales.

Respeto, amor y paciencia.


Cómo hacer una deliciosa tarta de chocolate con ga...

Hacer QUESO Fresco En tu Cocina Es Tan Fácil Que L...

Mi amiga me enseño como eliminar las arrugas de la...

10 Remedios caseros para combatir la culebrilla....


Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste





  









© Saludable.Guru - Sitio web sobre buenos hábitos y cuidados para tu salud.

Políticas de Privacidad