Té de hojas de higo para bajar colesterol y triglicéridos.

¿Cuánto hace que no disfrutas de unos deliciosos higos frescos?

Esta fruta maravillosa no está disponible todo el año pero podemos encontrarlos secos en herboristerías o en tiendas dietéticas.

Es una fruta originaria de Medio Oriente y de la zona del Mediterráneo que incluso ya es mencionada en la Biblia.

Si bien existen muchas variedades que difieren en color, textura y aspecto; en todos los casos coincidimos en que se trata de un manjar del que nadie debería privarse. Porque además de su sabor dulce los higos son una fuente enorme de fibra, y minerales como el potasio, calcio, hierro, magnesio y cobre. Y no debemos dejar de lado su importante aporte de vitaminas entre las que se encuentran la vitamina A, B, E y K.

Fuente: CANVA

Aunque los higos hacen un increíble aporte nutricional, no debemos perder de vista que se trata de una fruta con mucha azúcar, es decir, con alto contenido glucémico, de modo que se recomienda comerlos con frutos secos como las nueces, las almendras o las avellanas; porque combinar los higos con los frutos secos hará que el azúcar se absorba lentamente.

Pero hoy vamos a concentrarnos puntualmente en el uso que podemos darles a las hojas de higo, que también tienen mucho para dar.

¡Mira todos estos beneficios!

  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Ayuda a una buena digestión.
  • Alivia los dolores de garganta y la tos, ya sea haciendo gárgaras o bebiendo infusiones.
  • Reduce los síntomas de asma y bronquitis.
  • Regula la tasa de glucemia y de triglicéridos.
  • Las propiedades fotosensibilizantes de las furanocumarinas contenidas en las hojas y en los tallos, se utilizan para tratar el vitíligo.
  • Mejora la constipación.
  • Ayuda a tratar las hemorroides.
  • Alivia las menstruaciones dolorosas y el fluido de sangre.
Fuente: CANVA

¿Cómo se prepara el té de hojas de higo?

Toma varias hojas de higo y lávalas bien. Coloca en un recipiente con agua y hierve durante 15 minutos.

Retira del fuego, agrega un poco de miel (tiene las mismas calorías del azúcar, pero es más sana) y bebe. Recuerda que nunca debemos beber nada ni muy frío, ni muy caliente.

¡Ideal para desintoxicarse!

Fuente: CANVA

No dejes de incorporar los higos a tu dieta, así como el buen hábito de la infusión de hojas.

Otros artículos que te pueden interesar...