Beneficios del jugo de perejil y cómo prepararlo.

El perejil no falta en casi ninguna cocina. Son incontables las comidas a las que les agregamos perejil para realzar el sabor y también el aroma.

Es una planta rica en vitaminas, minerales y oligoelementos que, además, tiene importantes beneficios para la salud.

Fuente: Canva

La palabra perejil deriva del latín: “petroselinum”, que significa “apio de las rocas”, porque los griegos creían que el perejil era una variedad del apio.

Los griegos no conocían mucho sobre el parentesco entre hierbas, pero sí sabían del valor de esta planta aromática porque le concedían poderes divinos. Con perejil, armaban coronas para honrar a sus soldados vencedores y también las ofrecían a sus muertos.

Esta hierba tan preciada es originaria del mediterráneo y tiene miles de años, pero recién llego a América con la llegada de los colonizadores.

los beneficios son muchos, gracias a sus componentes: clorofila, vitamina A, B, C, D, E y K, betacarotenos, proteínas, agua y su mineral más importante; el hierro.

Fuente: Canva

Te contamos más sobre los beneficios del perejil.

Previene el cáncer.

La American Cancer Society, recomienda a las personas que tuvieron cáncer, una dieta a base de vegetales.

Cada vez más investigaciones en el mundo, buscan establecer una conexión entre el cáncer y los hábitos alimentarios.

Un reciente estudio canadiense de la Universidad de Toronto, reveló que el perejil mata hasta el 86% de las células cancerígenas de los pulmones.

El perejil contiene un flavonoide llamado apigenina. Otras fuentes de flavonoides son el apio, las cebollas, las naranjas, el té de manzanilla, el orégano, el tomillo, el coriandro, las alcachofas y el vino tinto.

El perejil seco contiene 4,5% de apigenina pura. Esta arma poderosa con la que cuenta el perejil, demostró poder combatir las células cancerígenas de seno, ovarios, páncreas, próstata y colon.

Fuente: Canva

Hierro para las embarazadas.

El embarazo genera una demanda acelerada y aumentada de minerales. La carencia de hierro es la responsable de problemas en el desarrollo de los fetos, algo a lo que debemos estar muy atentos.

Una de las principales propiedades del perejil son las altas concentraciones de hierro, indispensable para el buen funcionamiento del organismo y para la formación de glóbulos rojos en la sangre.

El hierro se encarga de transportar el oxígeno y también juega un rol importante en la fabricación de nuevas células. Para un mejor aprovechamiento del hierro del perejil recomendamos consumirlo con alimentos que cuenten con altos contenidos de vitamina C.

Fuente: Canva

Perejil para la digestión.

El perejil tiene grandes propiedades para estimular una buena digestión. Evita los gases, elimina la sensación de pesadez y es antiespasmódico.

Si te excediste con la comida, nada mejor que una infusión de perejil para evitar malestares y cólicos.

Perejil para regular el período menstrual.

Este es uno de los usos medicinales más antiguos que tiene el perejil, ya que contiene una sustancia llamada apiol que cuenta con propiedades emenagogas, es decir; es un estimulador de la sangre en la zona de la pelvis.

Esto contribuye a aliviar los dolores menstruales (dismenorreas) y regularizar las amenorreas (menstruaciones interrumpidas). Una infusión de perejil puede ser tu solución para aliviar dolores y calambres.

Fuente: Canva

Depurador de la sangre.

Como en todos los vegetales verdes, se concentra la clorofila. La clorofila ayuda a la fabricación de sangre y la hace más alcalina permitiendo una mejor oxigenación, reproducción y multiplicación de los glóbulos rojos.

En efecto, la clorofila contiene hemoglobina que es muy similar a la que fabrica el propio cuerpo y el consumo induce a una mayor producción. También la vitamina K interviene en el proceso de coagulación sanguínea y es importante para la mineralización de los huesos.

Por último, el sistema cardiovascular se ve beneficiado con esta purificación de la sangre por parte de la vitamina K que se encuentra en el perejil.

Perejil con antioxidantes.

El perejil contiene muchos antioxidantes y entre los más importantes encontramos la luteolina, un flavonoide muy inteligente, capaz de buscar y encontrar los radicales libres del cuerpo que son los que provocan el estrés oxidativo de las células. Esta oxidación de las células promueve la aparición de enfermedades.

La luteolina también interviene en la metabolización de los carbohidratos y cumple la función de agente antiinflamatorio.

Fuente: Canva

Perejil para un aliento fresco.

Nada peor que el mal aliento y para esto, el perejil también tiene la solución.

Al igual que la banana, el kiwi, las espinacas y la albahaca, el perejil brinda un aliento fresco y agradable.

Esta hierba es capaz de “atrapar” compuestos sulfurosos que se encuentran en la boca y en los intestinos, particularmente después de comer ajo o sus derivados.

Reforzar el sistema inmunológico.

Además de la vitamina K, el perejil también cuenta con itamina K, son la vitamina A y la vitamina C.

La vitamina A refuerza las membranas mucosas, el revestimiento de los ojos, las vías respiratorias, las vías urinarias y el tracto intestinal. También, incide en la fabricación de glóbulos blancos (linfocitos), encargados de combatir infecciones en el cuerpo.

En cuanto a la vitamina C que encontramos en el perejil, esta sirve para fortalecer el sistema inmunológico de maneras diferentes, como por ejemplo en la fabricación de colágeno del tejido conectivo y el fortalecimiento de huesos, dientes, cabello y uñas.

Fuente: Canva

Beneficios para los riñones.

En relación a los riñones, el perejil cumple una función de limpieza por tener propiedades diuréticas. Las personas que tienen infecciones del tracto urinario pueden verse beneficiadas con los efectos medicinales de las infusiones de perejil.

Es ideal para proteger la vejiga y para las personas que sufren de problemas de próstata.

Deben evitar el consumo abundante de perejil quienes tengan cálculos renales o problemas en la vesícula biliar ya que los oxalatos de esta hierba son perjudiciales para la salud.

Para que aproveches sus beneficios, te recomendamos dos formas diferentes de aprovechar los beneficios del perejil.

¿Cómo se prepara el batido de perejil?

Ingredientes:

  • Un manojo de perejil fresco.
  • Jugo de 1 limón.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de miel o jengibre.
  • 1 cucharada de vinagre.
  • ½ litro de agua.

Preparación:

Coloca todos los ingredientes en la licuadora y mezcla hasta obtener un batido homogéneo.

El batido se convierte en una excelente alternativa de cena, para incorporar algo “liviano”, pero cargado de vitaminas, minerales y muchas ventajas para la salud.

Fuente: Canva

¿Cómo se prepara el jugo de perejil?

Ingredientes:

  • 10 ramas de perejil.
  • ½ Litro de agua mineral.
  • 5 cucharadas de miel (o menos, de ser posible).
  • Jugo de un limón.

Preparación:

Opción 1: lava bien el perejil (puedes conservar los tallos si lo deseas) e introdúcelos en la licuadora junto con el resto de los ingredientes. Mezcla bien.

Opción 2: utiliza un extractor de jugos para obtener el jugo del perejil y agrega el resto de los ingredientes.

Para potenciar los efectos del perejil, combínalos con manzana, jengibre o pepino. ¡Prueba todas estas combinaciones!

Otros artículos que te pueden interesar...